NOTICIAS: RECURSOS SOBRE EL CORONAVIRUS: Info, comunicados de estado, desempleo – Ve a la pestaña Coronavirus
Consejos

“Vida digital” entre adolescentes

por Claudia Longo (claudia.longo@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

CLEVELAND, Ohio  — Los celulares inteligentes, las computadoras, las redes sociales y YouTube están aquí para quedarse. 

Esas tecnologías que han ido evolucionando a una velocidad mayor de lo que se puede comprender, no solo siguen presentes y totalmente incorporadas al quehacer cotidiano.

También –de una manera muy natural – forman parte de la agenda diaria de los jóvenes adolescentes.

Es muy difícil para los padres navegar estos tiempos de pantallas digitales. 

Nacidos en la era análoga, pero siendo testigos del lanzamiento de la era digital, la generación adulta ha ido aprendiendo –sin manual– como “educar a nuestros niños en la presencia omnipotente de las computadoras de bolsillo”.

Existen algunos estudios que se contradicen en cuanto a la relación del aumento de suicidio,  depresión y ansiedad en adolescentes, con el uso excesivo de pantallas o aparatos electrónicos.

El profesor Thomas Joiner, coautor de un estudio publicado en la revista “Clinical Psychological Science”, dice que el tiempo de pantalla debe considerarse un factor de riesgo moderno para la depresión y el suicidio.

“Hay una relación preocupante entre el tiempo excesivo de pantalla y el riesgo de muerte por suicidio, depresión, ideación e intentos suicidas”, describe Joiner, quien realizó la investigación con el profesor de psicología Jean Twenge, de la Universidad Estatal de San Diego. 

“Todos esos problemas de salud mental son muy graves. Creo que es algo sobre lo que los padres deben meditar”.

Las tasas de depresión y suicidio en adolescentes de entre 13 y 18 años aumentaron drásticamente desde 2010, especialmente entre las niñas, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). 

El estudio identifica el uso excesivo de dispositivos electrónicos como un probable culpable.

Sin embargo, un artículo reciente del New York Times, contradice tales afirmaciones. 

El reporte explica como el aumento de casos de depresión, ansiedad y suicidio, se debe a un sinfín de circunstancias. 

“Son la generación posterior al 9/11, criada en una era de inseguridad económica y nacional. Nunca han conocido una época en la que el terrorismo y los tiroteos en la escuela no fueran la norma. Crecieron viendo a sus padres hacer frente a una recesión económica y, tal vez lo más importante, llegaron a la pubertad en un momento en que la tecnología y las redes sociales estaban transformando la sociedad”.

A su vez, otra investigación confirmó los hallazgos de que el tiempo de pantalla tiene muy poco impacto en la salud mental de un joven. 

“Everything in Moderation”, de Christopher Ferguson, encontró que los adolescentes consumían en promedio seis horas de tiempo de pantalla al día y que no tenía ninguna correlación con la depresión. 

Incluso cuando el tiempo de pantalla era excesivo, el enlace era débil, representando sólo el 1.7 por ciento de la variación en síntomas depresivos.

Como todo en la vida, la moderación es clave y las pantallas electrónicas no son excepción, tanto para jóvenes como para adultos. 

Muchas veces el tiempo excesivo que pasan en las redes sociales o mirando videos en sus teléfonos, son nada más el síntoma de un problema grave y profundo, pero que con comunicación y paciencia, se podría resolver.

Lo más importante es evitar explicaciones simplistas y dejar de culpar a una realidad imposible de cambiar.

Advertisement
Advertisement: Cleveland Browns (NFL)