NOTICIAS: ✨¡Seguimos regalando Gift Cards! Ve a la pestaña "Concursos" para detalles.
Hogar

Ron ponche, tamales y lechón

por Yahaira Webber (yahaira.webber@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

Para estas fiestas navideñas la comunidad hispana/latina tendrá una misión común: preparar los más ricos platos que recuerden de su mesa tradicional.

Los tamales, sin duda, encabezan la lista de favoritos, aunque tengan diferentes nombres o presentación.

Mientras que en México se hacen con masa de tortillas, se cocinan en la envoltura del maíz –y  hasta algunos son dulces– en Guatemala llevan una mezcla más suave y jugosa pero se cubren con la hoja de plátano o guineo. 

En Venezuela se les llama hallacas y van con un relleno especial.

En Panamá, el proceso es largo, pero el resultado es exageradamente delicioso. 

Las abuelas enseñaron que para hacer buenos tamales, nada mejor que cocinar maíz pilado por varias horas –algunas veces se le agrega un puñado de arroz– y luego se pasa por la máquina de moler.  

Al tener toda la masa lista, se prepara una salsa roja de pollo o carne de cerdo,

El jugo bien condimentado con culantro, ajo, cebolla, ajíes, pasta de tomate, pimienta y sal al gusto, se vierte mezclando hasta lograr que absorba color y sabor.

Luego, usando parte del jugo sobrante, se hace un sofrito con cebolla, culantro y el popular caldo “Rika”, se agrega la carne –desmenuzada o en trozos pequeños– y se le da el toque final con   aceitunas, alcaparras, pasitas y guisantes verdes (“peas”) que allá se conoce como “petipoas”.  Cocinamos por algunos minutos y la salsa estará lista.

Tomando pequeñas cantidades de la masa, se colocan sobre hojas de plátano o bijao, aplastando con una cuchara hasta hacer un hueco en el centro para rellenar con la carne y el sofrito. 

Envolver y amarrar con hilo de tejer es lo que sigue; también vale reforzar con una lámina de papel de aluminio. En una olla grande se cocinan por 45 minutos. 

Otro favorito de la mesa latina de Navidad es el cerdo asado, lechón o lechona, como le dicen en Panamá, donde se come con bollos blancos, de mantequilla o coco.

Los perniles se sazonan con un licuado de ajo, culantro y pimienta en grano, para entonces llevar al horno –si es de leña mejor– por varias horas.

En países caribeños como República Dominicana, se asa un lechón bien sazonado y hay quienes esperan solo por el “cuerito” tostado.

También en el Caribe preparan la popular bebida “Coquito”, un tipo de licor lechoso hecho con crema de coco, vainilla y ron.

En Venezuela, el ponche crema es una delicia al paladar en época decembrina. En México y Costa Rica, el rompope no puede faltar.  

En Panamá, se brinda con ron ponche tradicional, blanco o amarillo.

Lleva mezcla de tres leches, vainilla, clavos de olor, canela, yemas de huevo y maicena. 

Todo se licúa y se lleva a fuego lento tratando que no se pegue, ni menos que se queme.  

Créame que si esto pasa, todo el esfuerzo se perderá, ya que el sabor cambia drásticamente.

Una vez se ha cocinado lo suficiente, debe dejar enfriar y agregar ron, seco o aguardiente. 

Lo vierte en una botella, refrigere por un día y estará listo para servir.

Es un regalo ideal para compartir entre familias. 

Solamente asegúrese de decorar el envase con el mejor detalle de temporada. 

Disfrute su mesa. ¡Feliz Navidad! 

Advertisement
Advertisement: Cleveland Browns (NFL)