NOTICIAS: ¡Gana un par de boletos para MONSTER JAM! 💥🚗 Ve a la pestaña de concursos para más detalles.
Arte y Ocio

Reinas, disfraces, murgas y culecos

por Elvia Skeens (eskeens@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

CIUDAD DE PANAMÁ — Río de Janeiro, Brasil es la ciudad más visitada durante los Carnavales porque a nivel internacional mantiene la fama de ser el “corazón” de la diversión. 

Así como Las Vegas resalta por sus casinos y noches de diversión, New York por la luminosidad de Times Square, New Orleans por su “Mardi Gras” y París, por la icónica Torre Eiffel, Río, se muestra al mundo con las mejores escuelas de samba, variedad de desfiles, concursos y espectáculos durante la fiesta de Carnaval. 

¡Panamá también tiene lo suyo, una celebración única y diferente! 

En la última década se ha convertido en destino turístico de Carnaval, donde personas de diversas regiones del mundo visitan esta pequeña franja de tierra con estratégica posición geográfica que une los dos océanos. 

La temporada de Carnaval es la fiesta más esperada de los panameños con cuatro días completos de jolgorio. 

Todo empieza desde el viernes previo con la coronación de las reinas y termina el Miércoles de Ceniza con el “entierro de la sardina”. 

Durante estos días se come en la calle, en puestos informales que venden platos típicos y están por doquier.

Arroz con pollo, ensalada de papas, “sao”, carimañolas, hojaldres, empanadas, puerco frito con pastelitos de maíz nuevo y cuanta fritura quiera, están listas para ordenar. 

La gente sale muy temprano y no regresa a sus casas hasta las 6 p.m., cuando para la “mojadera”. 

La rumba sigue en la noche con paseos de carros alegóricos, desfiles folclóricos y los “topones” de reinas. Luego se van a los bailes típicos, a las tarimas artísticas o las discotecas al aire libre, hasta que toquen “El Mogollón” (en el caso de los bailes) o “hasta que salga el sol” (en centros nocturnos o en exterior).  

Realmente no hay mucho tiempo para descansar, pero por la magia de un buen sancocho hasta “los muertos reviven”, según el dicho popular. 

Durante el día se realizan los famosos “culecos”, son manifestaciones masivas de algarabía en parques de pueblos o plazas de ciudades, donde el área se cierra y se rodea de camiones cisterna que riegan agua sin parar, mientras se baila murga, consumen licor y esperan por las reinas de Calle Arriba y Calle Abajo.

Ocú, en la provincia de Herrera, es la única región que tiene Calle del Centro, las tunas recorren casas, brindan comida y regalan “Chichita”, un coctel de jugo de naranja, piña, Seco Herrerano y azúcar. 

Por cuatro días, las reinas portan sus coronas, hacen valer el título de “Su Majestad”, tiran besos con un elegante movimiento de manos y son protagonistas de rivalidad entre sectores. 

Es una competencia de lujo y esplendor, donde se pasean en fascinantes carros alegóricos, lucen costosos vestuarios, tocados y disfraces, además de quemar miles de dólares en fuegos artificiales. 

El Martes de Carnaval es dedicado al folclore.  

Cantar tonadas a la reina rival es otra de las tradiciones.

Durante todo el año, los encargados de líricas estudian detalladamente la vida de su contrincante. 

Entre paseos cantan sorpresivas rimas relacionadas a “cositas” no tan buenas que nadie quiere divulgar. 

De aquí proviene un refrán –muy panameño– usado para regañar cuando algo sucede a pesar de repetidas advertencias: “¡Quería ser reina, ahora tire besitos!” 

El encuentro entre Calle Arriba y Calle Abajo se llama “topón”, precisamente porque se enfrascan en una batalla de tonadas y palabras. 

En playas y balnearios se realizan Carnavales acuáticos. Las reinas pasean en balsas o embarcaciones bellamente decoradas.


Sitios recomendados:

-Las Tablas

-La Villa (Los Santos)

-Ocú

-Parita

-Santiago (La Placita)

-Penonomé (El Manguito)

-Capira

-Isla de Taboga

-Ciudad capital 

Advertisement
Advertisement: Cleveland Browns (NFL)