Música
12:00 am-7:00 am Al Aire
Elecciones

La carrera presidencial y el supermartes

por Hugo Marín (hugo.marin@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

Este año eleccionario es uno –sin lugar a duda– relativamente atípico y todo parece apuntar a que la oferta en la boleta presidencial este próximo noviembre será la misma del pasado cuatrienio. No es un secreto que ambos candidatos, tanto Biden como Trump, no cuentan con el apoyo total de sus partidos, sin embargo, estos no parecen tener un adversario primarista con potencial. 

Partido demócrata (DNC)

En los Estados Unidos, un presidente incumbente –históricamente– nunca ha perdido una nominación desde 1884. Al momento de redactar este artículo, Joe Biden gozaba de una cómoda ventaja frente a sus rivales del partido, contando con el 80.5% de los votos registrados hasta la fecha. 

Los dos rivales restantes por el DNC son el representante de Minnesota, Dean Phillips, y la autora de California, Marianne Williamson, quien también corrió para la posición en 2020. Al momento ninguno de ellos ha logrado asegurar delegados en las contiendas efectuadas. 

Cabe señalar que el partido canceló las primarias en el estado de Florida y Biden ha rechazado toda invitación para debatir públicamente con estos aspirantes. 

Ambos, Phillips y Williamson, han expresado individualmente en varios foros sentirse silenciados y desplazados por la cúpula de su propio partido y creen firmemente que la administración Biden le ha fallado al país en asuntos como el sistema de salud, la inmigración y el manejo de la crisis en Oriente Medio.

Partido Republicano (GOP) 

Donald Trump, pese a los pleitos legales que enfrenta y aun ante la posibilidad de resultar convicto, continúa posicionado como el favorito entre los constituyentes de su partido, con un 53% de los votos primaristas. 

Tras Ron De Santis retirarse de la carrera, ahora solo queda la exgobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley.

Durante el pasado cuatrienio –bajo el mandato de Trump– Haley fungió como embajadora estadounidense en la Organización de las Naciones Unidas, actualmente cuenta con el 37% del voto popular y ha asegurado un total de 17 delegados. 

Aunque los números y las encuestas no parecen favorecerla, analistas políticos coinciden en que su determinación para continuar en la “batalla” podría tratarse de una estrategia en caso de que las complicaciones legales que encara Trump le impidan prevalecer como candidato y así obtener ella la nominación. 

Fechas importantes

Los procesos de votación para la primaria presidencial están pautados a celebrarse el martes 23 de abril en Pensilvania, sin embargo, un evento importante y prácticamente decisivo se estará llevando a cabo previo a esta fecha: el denominado “Super Tuesday” (supermartes), el 5 de marzo, día –dentro del ciclo de primarias presidenciales– en el que más estados votarán simultáneamente. 

El número exacto puede variar, pero comúnmente los resultados designan un tercio de todos los delegados para las convenciones republicanas y demócratas. 

Serán 15 los estados que tendrán comicios el 5 de marzo: Alabama, Alaska, Arkansas, California, Colorado, Maine, Massachusetts, Minnesota, Carolina del Norte, Oklahoma, Tennessee, Texas, Utah, Vermont y Virginia. 

Dado el estado de la situación, para los demócratas el supermartes será un evento inconsecuente, pero para el GOP –de Nikki Haley permanecer en la contienda– este representa 874 del total de 2429 delegados republicanos (36%). 

 

---------------------

*La republicana Nikki Haley (al centro) se toma esta selfi con simpatizantes el sábado 10 de febrero de 2024 durante un recorrido de campaña en Newberry, Carolina del Sur. Tras Ron De Santis retirarse de la carrera, ahora solo queda Haley enfrentándose a Donald Trump. (Facebook/Nikki Haley)

  



 
Advertisement:

Localiza La Mega Nota cerca de ti Nuevo

Buscar