NOTICIAS: ¡Bienvenidas Omy "La Gata" y Annie G, las nuevas locutoras de La Mega 87.7FM!
Hogar

¡Cuidado con algunos juguetes!

por Claudia Longo (claudia.longo@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

Muchas veces los padres de niños pequeños pensamos que no dejar objetos peligrosos como tijeras y cuchillos al alcance de nuestros hijos, es suficiente para protegerlos. 

Al poner trancas en los gabinetes de la cocina, los estamos cuidando de los peligros de los químicos y otros elementos que les pueden lastimar o inclusive ocasionar la muerte, pero a veces, sin saberlo, ponemos en sus manos juguetes que podrían ser letales para ellos. 

Les dejamos una lista de algunos:

1. Pequeñas bolas y canicas

Los bebés y los niños pequeños son famosos por poner cualquier cosa al alcance de la boca, razón por la cual la CPSC regula estrictamente qué tamaño de juguetes se pueden comercializar para niños menores de tres años.

Cualquier cosa con partes menores de 1,5 pulgadas de diámetro, es un no-go. 

Los mármoles y las pequeñas pelotas de goma son particularmente peligrosos, ya que un niño puede ponerlas en la boca, causando asfixia. 

Si desea comprobar si los juguetes de su hijo son demasiado pequeños para ser seguros, puede medirlos en un cilindro de riesgo de asfixia, disponible por aproximadamente $10.

2. Juguetes con imanes 

Tienen partes de imanes extra fuertes, que generalmente vienen en conjuntos para crear formas y esculturas. Representan un gran peligro, especialmente si su hijo se traga dos o más. 

Los imanes pueden ser atraídos entre sí a través de las paredes intestinales, atrapándolos en su lugar y causando dolor severo, daño intestinal, e incluso la muerte. En muchos casos, deben ser extirpados por cirugía. 

3. Globos

Coloridos y atractivos, son un elemento básico de la fiesta de cumpleaños de cada niño pequeño, y son perfectamente seguros una vez que se sueltan, pero nunca deje que un niño menor de ocho años explote su propio globo. Inhalarlo accidentalmente mientras intenta tomar un respiro para soplarlo, es una de las causas de muertes por asfixia en niños.

4. Baterías pequeñas

Las baterías redondas pequeñas que tienen forma de botón y se utilizan en juguetes, dispositivos electrónicos portátiles, audífonos, controles remotos y calculadoras, representan un peligro distinto, ya que pueden parecer un pedazo de caramelo brillante para un niño curioso. 

Procure que nunca los mantenga tirados alrededor, y asegúrese de que el compartimiento de la batería de todos los juguetes electrónicos está bien atornillado.

5. Fidget spinners

Da la sensación de que la moda que arrasó el país por estos juguetes parece haber cesado un poco, pero probablemente todavía hay escondidos debajo de la cama de su hijo o en la parte posterior de su armario, algún “fidget spinner”. 

Estos objetos que giran y ayudan a algunos niños a controlar la ansiedad, suponen algunos riesgos de seguridad para menores de tres años. 

Están hechos de partes pequeñas que pueden romperse para convertirse en peligros de asfixia.

Las versiones de iluminación a menudo contienen las peligrosas baterías de tipo moneda; y cuando los niños los ponen en la boca, pueden romper los dientes y causar otros daños orales.

Advertisement
Advertisement: Cleveland Browns (NFL)