Música
12:00 am-7:00 am Al Aire
Salud

Costos de enfermedades cardíacas pueden triplicarse en 2050

por Comunicado de Prensa (editor@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

DALLAS, Texas (AHA) — Impulsados por una población mayor y más diversa, junto con un aumento significativo de los factores de riesgo, como la presión arterial alta y obesidad, es probable que los costos totales relacionados con las afecciones de enfermedad cardiovascular (ECV) se tripliquen para 2050, según las proyecciones de la American Heart Association (AHA), que celebra 100 años de servicio salvando vidas como la principal organización sin ánimo de lucro del mundo centrada en la salud del corazón y el cerebro para todos.

Se prevé que al menos 6 de cada 10 adultos (61%) en los EE. UU, más de 184 millones de personas, padecerán algún tipo de ECV dentro de los próximos 30 años, lo que refleja una prevalencia que tendrá un precio de $1.8 billones en costos directos e indirectos.
Los nuevos datos provienen de dos nuevas recomendaciones presidenciales publicadas en la primera semana de junio en la revista profesional revisada por pares insignia de la Asociación, Circulation – Forecasting the Burden of Cardiovascular Disease and Stroke in the United States Through 2050: Prevalence of Risk Factors and Disease y Forecasting the Economic Burden of Cardiovascular Disease and Stroke in the United States through 2050.
Los artículos que acompañan desarrollan el trabajo anterior de la AHA para evaluar las proyecciones de la prevalencia futura de la enfermedad cardiovascular y la carga económica subsiguiente según en panorama actual.
“Con motivo del centenario de la AHA, reconocemos los logros monumentales en la lucha contra la enfermedad cardiovascular, que incluye todo tipo de condición cardíaca y vascular, junto con el derrame cerebral. Con el respaldo de las iniciativas de la asociación, las tasas de mortalidad por enfermedad cardíaca se han reducido a la mitad en los últimos 100 años. Las muertes por derrame cerebral se han reducido un tercio desde la creación de la American Stroke Association en 1998”, afirmó Karen E. Joynt Maddox, M.D., M.P.H., FAHA, presidenta voluntaria de los grupos de redacción de las recomendaciones.
“Sin embargo, estas continúan siendo las principales causas de muerte y discapacidad en los EE. UU. Por lo tanto, al analizar los datos para estas recomendaciones nos propusimos averiguar qué podemos esperar en los próximos 30 años e identificar los problemas específicos que debemos abordar para asegurarnos de continuar avanzando. Con estos resultados, podemos tomar medidas para revertir la tendencia de este pésimo pronóstico”.
La enfermedad cardíaca ha sido la principal causa de muerte en los EE. UU. desde la creación de la American Heart Association en 1924. El derrame cerebral es, en la actualidad, la quinta causa principal de muerte en los EE. UU. Juntos, matan a más personas que todos los tipos de cáncer y las enfermedades respiratorias crónicas combinados, y las muertes anuales por enfermedad cardiovascular ahora se acercan a 1 millón en todo el país.
“Ya que la American Heart Association comienza su segundo siglo, nuestro futuro es mejorar el suyo”, afirmó Nancy Brown, directora ejecutiva de la American Heart Association. “Es fundamental cuantificar la carga total de la enfermedad cardiovascular para que podamos informar mejor las políticas e intervenciones al nivel de la comunidad y del sistema de salud necesarias para cambiar el camino actual”, destacó Brown.
“Reconocemos que el panorama de la salud cardiovascular va a cambiar durante las próximas tres décadas por el tsunami que generarán los crecientes costos de los cuidados de salud, el hecho de contar con una población mayor que vive más y el número cada vez mayor de personas de poblaciones con pocos recursos. Los resultados de estas importantes recomendaciones predicen serios daños a nivel humano y económico a causa de la enfermedad cardíaca y el derrame cerebral si no se hacen cambios. Sin embargo, esta no tiene que ser la realidad de nuestro futuro”.
Los aumentos de la presión arterial alta, la diabetes y la obesidad impulsarán la prevalencia de la ECV.
Clínicamente, las condiciones cardiovasculares hacen referencia a un número de afecciones specíficas, como enfermedad coronaria (que incluye ataque cardíaco), insuficiencia cardíaca, arritmias cardíacas (que incluyen fibrilación auricular), enfermedad vascular, defectos cardíacos congénitos, derrame cerebral e hipertensión (presión arterial alta).
No obstante, si bien la presión arterial alta se considera un tipo de enfermedad cardiovascular, también es un gran factor de riesgo que contribuye a casi todos los tipos de enfermedad cardíaca y derrame cerebral; por lo tanto, para los fines de estos análisis, se hizo un pronóstico para la presión arterial alta separado del de todas las ECV.
Esto se alinea con los “8 puntos esenciales para la vida” de la American Heart Association, medidas clave de factores y comportamientos de salud identificados para mejorar y mantener la salud cardiovascular.
Desde 2020 (los datos más recientes disponibles) hasta 2050, los aumentos proyectados de ECV y factores de riesgo que contribuyen a ella en los EE. UU. incluyen:
● La presión arterial alta aumentará del 51.2 % al 61.0 % y, como la presión arterial alta es un tipo de ECV, eso significa que más de 184 millones de personas tendrán un diagnóstico clínico de ECV en 2050, en comparación con 128 millones en 2020.
● La enfermedad cardiovascular, que incluye el derrame cerebral (pero que no incluye la presión arterial alta) aumentará del 11.3 % al 15.0 %, de 28 millones de adultos a 45 millones.
● La prevalencia del derrame cerebral prácticamente se duplicará de 10 millones de adultos a casi 20 millones.
● La obesidad aumentará del 43.1 % al 60.6 % y afectará a más de 180 millones de personas.
● La diabetes incrementará del 16.3 % al 26.8 % y afectará a más de 80 millones de personas.
● La presión arterial alta tendrá más prevalencia en individuos de 80 años en adelante; sin embargo, la cantidad de personas con hipertensión será la más alta, y continuará en ascenso, en adultos más jóvenes y de mediana edad (20 a 64 años).
● La obesidad tendrá la mayor prevalencia y el mayor aumento en personas de entre 20 y 64 años, con más de 70 millones de adultos jóvenes con una dieta deficiente. Buenas noticias: las personas están eligiendo estilos de vida más saludables. A pesar del aumento pronosticado en la prevalencia y los costos de la enfermedad cardiovascular, hay algunas tendencias positivas que informar. Más adultos en los EE. UU. están adoptando los comportamientos saludables de los “8 puntos esenciales para la vida” de la AHA, y se espera que las tasas de prevalencia de la mayoría mejoren:
● Los índices de actividad física insuficiente mejorarán del 33.5 % al 24.2 %.
● Los índices de tabaquismo caerán casi la mitad, del 15.8 % al 8.4 %.
● Si bien más de 150 millones de personas tendrán una dieta deficiente, al menos eso significa una leve mejora del 52.5 % al 51.1 %.

“Es extremadamente prometedor ver la mejora de estos comportamientos de salud, ya que indican movimiento por parte de los individuos que toman el control de su salud y hacen un cambio positivo. Me da especial satisfacción ver que los índices de tabaquismo caen sustancialmente, ya que la adicción al tabaco es uno de los factores más letales que han repercutido en la enfermedad cardiovascular en el último siglo”, afirmó Joseph C. Wu, M.D., Ph.D., FAHA, presidente voluntario actual de la American Heart Association, director del Stanford Cardiovascular Institute y profesor Simon H. Stertzer de medicina y radiología de la Facultad de Medicina de Stanford.
“Sin embargo, aunque podemos celebrar estos triunfos, debemos saber que nuevos desafíos continúan amenazando muchas décadas de avance. Los resultados de estas recomendaciones identifican una tendencia perturbadora, ya que se prevé que muchos de estos aumentos ocurran en la población más joven, lo que constituye un futuro alarmante”. Si desea más información sobre acciones preventivas de las enfermedades cardiovasculares, visite www.heart.org y www.stroke.org.
------------
*Según las proyecciones de la American Heart Association, es probable que los costos totales relacionados con las afecciones de enfermedad cardiovascular se tripliquen para 2050. (FPK)

Advertisement:

Localiza La Mega Nota cerca de ti Nuevo

Buscar