La Mega Música
Latin Pop- Al Aire
Salud

Consejos para mantener sus promesas de año nuevo

por Dr. Diego Chaves-Gnecco, MD, MPH, FAAP (diego.chaves-gnecco@chp.edu)


Lectura de 0 minutos

Comenzamos el 2023, y como todos los años nuevos hacemos promesas como dejar de fumar, bajar de peso, comer saludable o hacer ejercicio. Con frecuencia estas solo duran unas semanas al cabo de las cuales terminamos rompiéndolas o desistiendo en nuestro empeño. 

Pero NO se desmotive, NO se dé por vencido y NO deje de lado el propósito de ser mejor. Aunque no todos los días son año nuevo, cada amanecer presenta una oportunidad para ser mejor que el anterior. 

Existen varias etapas por las que una persona debe pasar antes de cambiar algún hábito o costumbre.

Precontemplación

La persona no quiere cambiar. En esta fase los pros para no hacerlo superan claramente a los contras. La persona no ve ningún problema en sus hábitos: “no estoy tan pasado de peso”, “no tengo tiempo para hacer ejercicio”, “comer saludable es costoso”, “de algo hay que morir”, “yo soy fuerte y a mí el alcohol no me hace daño” y “mi abuelo murió con 95 años y fumaba”. 

Contemplación

La persona empieza a tener algunas dudas sobre su conducta. Empieza a sopesar los pros y contras, aunque no se ve todavía con ánimo de intentar un cambio: “Tendría que dejar el cigarrillo porque llevo muchos años fumando” o “Me gustaría hacer más ejercicio, pero me aburre”. 

En esta fase ya han intentado en otras ocasiones cambiar sus hábitos, pero no lo han conseguido de manera definitiva. 

Hay desesperanza y frustración ante la idea de realizar un nuevo intento, aunque lo plantean como una posibilidad en los próximos meses. 

Determinación o preparación

La persona decide intentar un cambio y requiere tener confianza para controlar la nueva conducta. Hay disposición de hacer un serio intento de abandono. Es capaz de elegir una fecha para cambiar en el transcurso del próximo mes: “El día de mi cumpleaños dejaré de fumar”, “En la próxima quincena voy a comprar comida saludable”, “En dos fines de semana comienzo a hacer ejercicio”. 

Cambio y acción

Se pone en práctica la decisión tomada y se realiza. Los cambios implementados llevan menos de seis meses. Las posibilidades de recaída son frecuentes. 

Mantenimiento

Cuando se sobrepasa el umbral de los seis meses, las posibilidades de recaída –aunque existen– son menos frecuentes y disminuyen. 

La persona ha de concentrarse activamente en mantener el cambio y consolidarlo ya que las tentaciones (atracción por la conducta antigua) están presentes.

Recaída

Se vuelve a la conducta y estadios anteriores, precontemplación o contemplación. Se da en un porcentaje variable de los casos, lo habitual es que pase a la fase de contemplación y tardará más o menos en volver a la acción. Se acompaña de una gran pérdida de autoestima personal. Sin embargo, es posible volver al cambio y a la acción después de una recaída. 

De hecho, en todo cambio hay que prever el hecho de que haya recaídas (se rompa la dieta, la rutina de ejercicio, se fume o tome). 

Lo importante es saber que puede suceder y que –idealmente– esto no debe afectar la estima personal ni el propósito de cambio de manera definitiva.

¿En qué fase se encuentra usted? 

Quizá está en la precontemplación, entonces para avanzar a la siguiente fase valdría la pena hacer una lista de por qué sería bueno cambiar. 

  • ¿Por qué es bueno hacer ejercicio?

  • ¿Por qué es bueno dejar de fumar?

  • ¿Por qué es bueno bajar de peso? 

  • ¿Por qué es bueno dejar de beber alcohol?

Escriba esta lista, incluya los pros y los contras del cambio. Piense en lo que escribió y revísela constantemente. 

Quizá usted se encuentra en la fase de contemplación y ya está revisando las razones de por qué cambiar. Entonces, lo que se necesita es determinación para avanzar a la siguiente etapa y elegir una fecha. Ponga un calendario en un lugar que vea con frecuencia, haga un círculo alrededor de la fecha escogida y comience a trabajar para lograrlo.  

Quizá usted ha llegado a la fase de cambio y acción. ¡Felicitaciones ya ha comenzado el proceso! Recuerde que los primeros seis meses son los de más frecuentes recaídas. 

Si ya esto le ha pasado, no se desanime, puede volver a la acción. No olvide que entre más tiempo ha transcurrido en el cambio mejor es la probabilidad de que sea definitivo. 

Celebre las metas cortas: un día sin fumar, primera sesión de ejercicio, no se bajó de peso esta semana, pero al menos no subió algunas libras. 

Estimúlese a continuar con el cambio, dándose premios por las pequeñas metas alcanzadas. 

Ánimo y recuerde: “Todo día es un nuevo día y cada nuevo día puede ser el primer día del cambio”.



 
Advertisement:

Localiza La Mega Nota cerca de ti Nuevo

Buscar