La Mega Música
Musica Regional Mexicana- Al Aire
EEUU

Ohio y Kentucky: Condenan acciones de violencia en Washington

por Elvia Skeens (eskeens@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

CINCINNATI, Ohio  — “Aunque [Trump] haya dicho que no irá a la juramentación del presidente Biden el daño que causó con sus palabras de aliento para hechos de violencia no se borrará nunca de la historia de los Estados Unidos”, manifestó a La Mega Nota Alfonso Flores, un trabajador inmigrante que reside en Cincinnati y llegó a la nación estadounidense hace más de dos décadas. 

“No es posible que un presidente empuje a la gente a hacer algo tan feo. Durante todos estos años hemos sufrido por sus decisiones y el odio hacia los inmigrantes (…) pero que le quede claro que esas ‘manos malas’ que una vez rechazó son las mismas que alimentan y construyen este país que no supo dirigir y ahora será mejor porque hasta la esperanza nos había quitado”, agregó.

“La mirada de todo el mundo estaba en Estados Unidos y las fotos que han salido de esas personas sentadas en escritorios, destruyendo y rompiendo vidrios dan vergüenza y sobre ellos debe caer el peso de la ley”, expresó Ángel Cruz, otro trabajador local.

“El pueblo habló con sus votos, dijo ‘no más’ y [eso] lo debió aceptar Trump desde el 3 de noviembre cuando quienes tuvieron la oportunidad de votar también lo hicieron por nosotros”, recordó Manuel González.   

De esta manera, miembros de la comunidad local cuestionaron los actos de violencia perpetrados por simpatizantes del presidente Donald Trump, quienes se tomaron la entrada del Capitolio e irrumpieron en sus instalaciones el 6 de enero de 2021, día programado para la confirmación oficial de los votos del Colegio Electoral para el próximo presidente Joe Biden.

El gobernador republicano de Ohio Mike DeWine –quien también ha servido como congresista y senador – calificó tales acciones como “inaceptables” y “una vergüenza para nuestro país” justo cuando se daba el último paso electoral para la certificación del nuevo mandatario. 

“Las protestas pacíficas fuera del Capitolio son un ejercicio de los derechos de la Primera Enmienda de los manifestantes.  Detener el proceso constitucional por el cual elegimos al presidente no lo es”, dejó claro DeWine a través de Twitter. 

“Fue un día triste y oscuro para esta gran república. Esto fue un ataque directo a la Constitución de los Estados Unidos, y todo lo que amamos”, expresó luego en un comunicado de prensa.

“[Esas acciones] fueron vergonzosas, y todos los estadounidenses necesitan denunciar estos actos. Es hora de que todos aceptemos los resultados de las elecciones y la voluntad del pueblo. Tenemos que unirnos como pueblo, y debemos trabajar juntos”, destacó DeWine. 

Por su parte, Andy Beshear, gobernador  demócrata de Kentucky, condenó la irrupción e identificó como “terroristas domésticos” a quienes traspasaron los límites y amenazaron la seguridad para atentar contra la democracia.

“Cuando tratas de usar la fuerza, la intimidación para conseguir lo que quieres, derrocar una elección para detener un proceso del Congreso, sí, estás actuando como un terrorista doméstico”, afirmó Beshear.

“Si usted cree en Estados Unidos, lo que se vio en Washington D.C. es inaceptable (…) Si usted se ha solidarizado [con esta acción] debe sentirse avergonzado y culpable”, criticó el gobernador de Kentucky. 

  



 

Localiza La Mega Nota cerca de ti Nuevo

Buscar
Advertisement
Advertisement: Cleveland Browns (NFL)